Luminosito es un osito muy lindo que hace luces de muchos colores y me acompaño desde los 5años. Me lo regalaron mis papas para Navidad. 
Una vez se me había perdido y yo me puse muy mal porque pensé que nunca más lo iba a encontrar, pero resultó que lo había dejado en la casa de mi abuela y después de unos días mi abuela me lo volvió a dar. Así que después estuve muy contenta porque podía volver a dormir con mi osito.
Pero como ya estoy más grande no juego con el pero igual lo sigo queriendo mucho. 

Emilia
6to B
Tomás Devoto


Paris es mi peluche más querido porque tiene mi historia, mi pasado y tendrá mi futuro, porque él es mi primer peluche y lo quiero mucho.

Cuando apenas tenía 2 años en un local había una oferta, unos crayones y de regalo un peluche, obvio decidí comprármelo.     

Cuando tenía 4 años París era unos de los pocos peluches que tenía, entonces lo llevaba a todos lados, cuando iba en bici, cuando salía a comer o en casos muy especiales.     
En todos mis viajes él me acompañó y me acompañará, porque él es mi mejor amigo.

París estaba a mi lado todas las noches y aun lo sigue haciendo.

Antonia
6to B
Tomás Devoto

   


Sol es mi muñeca desde que nací. Me la regalaron mis papás, me decían que Sol me cuidaba cuando mis papás estaban en el trabajo.
Si Sol no estaba conmigo me ponía muy triste y a veces lloraba. Y por eso me la llevaba a todos lados vacaciones, restaurantes, salidas, etc.
Cuando me quedaba en mi casa, la vestía con ropa y también en la noche le armaba una cama y le ponía un pijama. Mis papás no me dejaban darle de comer porque era una muñeca y se podía ensuciar y si le daba de tomar se podía mojar.
Siempre miro películas con Sol. Yo le hacía una pequeña colita de pelo, porque, para una trenza no le alcanzaba el pelo.
Un invierno la lleve a la casa de mi abuelita y me dijo que la muñeca tal vez tendría frío. Entonces le hizo una bufanda de muchos colores, que es la que tiene puesta en la foto.
Con los años se le fue enredando el pelo.
Esta es la historia de Sol…

Constanza
6to B
Tomás Devoto



Mi peluche se llama Manchas, lo sacó mi mamá de una máquina de jueguitos en Villa Gesell, yo dormía con Manchas todos los días y estaba muy feliz de tenerlo.
A los 2 días de irme de Villa Gesell lo perdí en la calle, yo estaba muy triste, después de un rato vi a un señor con mi muñeco, y yo les dije a mis papás que ese señor tenía mi peluche.
Mis papás fueron a decirle y el señor  les dijo que lo había encontrado en la calle y se lo estaba llevando a su nieta, el señor se disculpó y nos dio a Manchas.
Yo estaba muy feliz, me lo llevé a mi casa lo acomodé al lado de mi almohada en mi cama y después de eso que había pasado dije que lo iba a cuidar mucho así no se me perdía más.

Yazmín Ferreres

6to B
Tomás Devoto

Cangrejito me lo sacaron de una máquina de peluches. Es muy importante para mí porque me lo saco mi papa. y cuando era chica no podía dormir sin el. lo amo. En 2014 nació una personita muy especial mi hermanito se lo regale. A él le encanta ahora no puede dormir sin él. Yo una vez se lo saqué mientras dormía y se despertó y se puso a llorar por que se lo saqué y yo le conté que era mío y dijo que ahora era de él. 
Yo aprecio mucho regalárselo. Me encantó compartir estos años con él .

Valentina                 
6to B
Tomás Devoto



Anna es una muñeca que la tengo antes de nacer. Ella está en mi cama desde que nací.

Esta muñeca me la quiso comprar mi mamá, pero no tenía dinero a sí que se angustió, pero unos amigos le prestaron dinero.
Anna estuvo en mi cunita durante tres años y hora sigue durmiendo conmigo y un osito, un león que se llama Leoncito. Yo los amo mucho y ahora como estoy más grande duerme en mi cama y yo no juego mucho con ellos, pero igual los quiero mucho a los dos.

Guadalupe.

6to B
Instituto Tomás Devoto


Mi peluche se llama Nooky. Me lo regalaron cuando yo nací, yo lo usaba siempre y dormía siempre con él y cada vez que iba a dormir sentía que él me estaba esperando en mi cama.
Me contaron que cuando me lo dieron lo abracé muy fuerte como que ya lo quería.
Una vez fui a la plaza con él, lo use toda la tarde y cuando volví a mi casa no estaba, tuvimos que volver como a las diez de la noche a buscarlo porque yo no paraba de llorar, cuando lo vi, lo abracé muy fuerte. 
Y en mi familia es tradición, como somos 6 nietos varones a cada uno cuando nacimos nos regalaron uno, pero todos de distintos colores, el mío es celeste, el de mi hermano es azul, los de mis primos son verdes y azules, pero en distintos tonos. ahora que yo ya que no lo uso tanto se lo pase a mi hermano y usa los dos, como si fuesen padre e hijo.                                                         

Pedro
6to B
Instituto Tomás Devoto



A Macarena, me la regalaron mis tíos cuando volvieron de viaje, desde que yo era muy chiquita juego con ella.
Ella baila porque tiene un control mecánico que la hace bailar.
Fue uno de mis primeros muñecos y más preciados que tuve.
Desde que murió mi tío lo tengo como recuerdo. Siempre que venía mi familia a mi casa era agarrarla y bailar con ella.
Milena
6to B
Instituto Tomás Devoto



Mis muñecos son los Simpsons, los fui ganando en una máquina de juegos en un shopping de Mar Del Plata cuando estaba de vacaciones con mi familia.
Los tuve siempre en mi casa desde cuando tenía 4 años y siempre jugaba con ellos.
Yo ahora no juego más con ellos entonces mi primito cada vez que viene mi casa juega con ellos y le gustan mucho. Pero, aunque no juegue más con ellos siguen siendo importantes para mí y lo sigo queriendo porque cuando era chiquita me divertía mucho jugando con los Simpsons.

Valentina C.
6to B
Instituto Tomás Devoto



Mi peluche se llama Titi, me lo regalaron cuando yo tenía 4 años en Mar De Las Pampas cuando nos fuimos de vacaciones.
Siempre lo llevaba a todos lados y nunca me quería separar de Titi, yo una vez haba ido a la casa de mi abuela y después no lo encontraba hasta que un día lo encontré en el altillo de la casa de mi abuela y me puse muy feliz.

Julieta F.
6to B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina







Stich es un muñeco que me lo trajeron de Estados Unidos, por mi cumple número 9, le elegí ese nombre por el personaje de la película.
Siempre me encanto la película de “Lilo y Stich”, soy fanática la veo muchísimo.
Me lo trajeron mis primos y tíos que se llaman: Catalina, Matías, Verónica y Ernesto. Me da geniales sueños cuando estoy triste y siempre está conmigo en todos los viajes.
Lo llevé a Córdoba y a la playa eso hice desde primer día que me lo regalaron.
Es súper suave y esponjoso, para leer, para ver pelis siempre está allí. Nunca lo pierdo ni un segundo de vista, menos cuando voy al colegio, porque, no lo puedo llevar conmigo.
En ese tiempo mi hermanita me usa todos los juguetes que tengo, porque, le presto muchos que son muy lindos, pero en especial me usa a STICH. Lo ensucia, le pega, pobrecito L juega con el mucho, ella va al colegio a la 1:30, por eso, tiene toda la mañana para jugar y ver la televisión.
Una vez mi hermana me lo saco y lo escondió no sé dónde, pero, un día me lo mostro (después de unas semanas) y yo le dije ¿¡dónde lo habías metido?! Ella se rió y se fue, es un bombón.


Victoria
6to B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina




Mi peluche se llama Babau , es un perro muy lindo y con un collar rojo. Se llama así porque de chiquito a los perros les decía así y me encantaba.

Me lo dio mi bisabuela cuando tenía 2 años y le tuve, le tengo, y le tendré mucho aprecio ya que el perrito me acompañó en todos mis momentos de mi vida en los que estaba triste y en los buenos momentos también.

Una vez yo me acuerdo que llevé al perrito (Babau) a la plaza, y vinieron unos chicos de unos 12 años de edad y me patearon el peluche. Yo con 2 años me puse a llorar y estaba demasiado triste, pero después los chicos que me patearon el peluche vinieron a pedirme perdón y me lo devolvieron.

Luego de ese día no lo llevé nunca más a un lugar que no sea la casa de alguien porque tenía miedo de que le pase lo mismo y así cuidarlo más.

Hoy, teniendo 11 años lo sigo teniendo y queriendo un montón, siempre me acompaña cuando duermo, mi gran compañero de vida.

Esa es su historia.


Manuel P.
6to B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina


Mi osito se llama Polar. Me lo regaló mi mamá cuando nací, siempre dormía conmigo.

Una vez me lo llevé a Brasil a la playa y lo abrazaba en las tormentas porque me daban miedo los truenos.

PD: (sigue durmiendo conmigo).

Juan Cruz A.
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina





A él me lo regalaron cuando nací. Yo era muy chiquita y no sabía cuidarlo (por eso ahora le falta una oreja). Yo siempre lo llevaba a todos los campamentos hasta que lo perdí en él 2015. En él año 2017 en Tandil lo encontré y desde allí nunca lo perdí. En su barriguita lleva una luz de noche. Yo recuerdo que siempre dormía con él.

Oldi era mi muñeco favorito, era lo mejor, pero al pasar el tiempo lo dejé de usar. Era el muñeco para los campamentos, y seguirá yendo conmigo. Es abrazable y peludo. Cuando estaba triste me acostaba con él. Es mi acompañante para pelis de terror. Me lo trajeron mis tíos de Estados Unidos por eso estudio inglés con él.

Sabrina H.6º B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina





A Luna me la dio mi papá  cuando tenía 4 añitos y fue el primer regalo que me dio él solo. Me contó que tardo un montón para elegirlo  porque no sabía si me iba a gustar y creo que su elección fue muy buena, jugaba un montón con ella y venia con una mamadera que se me perdió y hace unos ruidos de perrito muy lindos y divertidos. Era mi juguete preferido y a veces lo traía al colegio  y se lo prestaba a mis compañeritos y a veces hacíamos intercambio de juguetes y me  acuerdo que una vez se lo presté a una amiga por un día y a la noche no podía dormir y me tuve que ir a dormir a la cama de mi mamá  y en 2012 nació mi hermanito y se lo di. Ahora con Luna , juega él y a veces le gusta jugar conmigo a que somos sus dueños.
Manuela M.
6º B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina




Hola soy Tobias. Mi muñeco se llama Jack, es el regalo que recibí para mi cumpleaños número 4, al principio no entendía porque el mío no hacía ruido como otros de su misma juguetería, mi mamá me dijo que no tenía pilas incluidas así que empecé a pedirle las pilas cuando me las compró nos dimos cuenta de que no teníamos destornillador así que lo fuimos a comprar, después de ponerle las pilas empezó a hacer ruido entonces quería ir a la casa de mis abuelos a mostrarles mi nuevo muñeco ya que eran mis vecinos y mis papás no tenían problemas en llevarme como ahora pero perdí el ojo que tenía y bueno me puse a llorar después de estar como diez minutos buscando ese ojito pero me acostumbré a tenerlo sin ojo y seguía jugando con él hasta los seis años que lo dejé y volví a usarlo a los siete porque no me resistía a no jugar con el pero a los ocho años lo deje completamente fue un orgullo ser tu dueño te quiero.

Tobias Spampinato
6º B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina



Me lo regalaron cuando tenía 4 años, yo lo había visto en la vidriera de un local y me encantó mi mamá me lo regalo para navidad para ponerlo en mi arbolito de mi casa , yo dormía todas las noches con reno y no soñaba cosas feas , lo llevè al campamento de 1º 2º 3º y 4º una vez se me perdió pero al final estaba en la casa de mi abuela , después de unos días fui a buscarlo y lo traje a mi casa.

Estaba muy contenta. Después fui al parque y lo tire para que volara pero no voló , lo iba a atajar pero se me cayó al piso y se manchó con tierra , mi mamà lo lavò y le puso perfume para que oliera mejor,  por un tiempo no lo use más y después de un tiempo lo volví a usar porque lo extrañaba mucho , era mi juguete preferido desde mis 4 años

Después se lo di a mi hermana y a ella también le gustaba mucho.

Sofía T.
6to. B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina

Cuando yo tenía 4 años tenía una muñeca que se llamaba JARDI. Decidí llamarla así, claro, por su ropa. Al siguiente año de mi vida, cuando tenía 5, la perdí y no sabía dónde estaba. Me preocupaba por lo que había sucedido. La busqué por todos lados. Yo pensaba que nunca la iba a encontrar. Al tener 9 años me olvidé completamente de ella. 

Un año después en la casa de mi abuelo, encontramos una caja con recuerdos. Entre ellos estaba mi muñeca. Me emocioné por todos los recuerdos que había vivido con ella, y decidí llevármela para vivir más.

Pilar Q.
6to. B
Instituto Tomás Devoto
Buenos Aires - Argentina
Lo compré cuando tenia 5 años en Puerto Madryn. Una vez se me descosió la parte de atrás.
Es muy suavecito y muy lindo.
Nahuel - 6to. A - Tomás Devoto



Estos peluches me los dieron a los 5 años cuando estaba en México. El de la izquierda en la Pirámide de Chichen Itza y el de la derecha me lo dieron en un zoológico (porque es un tigre).
Desde entonces dormía todas las noches con ellos y bueno, estos son mis recuerdos de la infancia.

Tomás - 6to.A - Tomas Devoto






Hola, a Chanchi me lo regalaron mis abuelos a los 3 años , porque me encantaban los chanchos.
Cuando me lo regalaron, le iba a poner de nombre Cerdi , pero mi tía me dijo que le gustaría que le ponga un nombre mas original. Entonces se me ocurrio CHANCHI.
Cuando ya tenia 4 años lo llevaba a todos lados, pero cuando cumplí 5, lo fui dejando de usar porque me fui comprando nuevos juguetes.
Pero hoy en día, todavía lo recuerdo mucho.
Luana 6A - Tomás Devoto

Este perro se llama Tobi, lo tengo desde que tenía 3 años. Me lo habían comprado en Bariloche por mi cumpleaños y desde ese día jugué con él Como no tenía mascota él lo era para mí.
Lo llevaba a la plaza conmigo, y tenía un cochecito que era solo para él cuándo salía conmigo a un lado. Dormía conmigo.
Sofia - 6B - Tomás Devoto


Esta muñeca se llama Bianca y me la regaló mi abuela cuando nací.
Yo jugaba con ella todos los días, porque era muy especial.
Le puse Bianca, porque quería tener una hermana que se llamara así como mi muñeca.
Hasta que un día nació mi hermana y mis padres le pusieron Bianca.
Era, es y será una muñeca muy importante para mi…
Victoria - 6ºB - Tomas Devoto 




Este elefante se llama Fanti, está conmigo desde que nací. Me lo regaló mi abuela y siempre que me iba a dormir, él dormía conmigo.
Mi primer día de Jardín, Fanti fue conmigo y la pasamos genial.
Esa es su historia, chau.
Isabella - 6B - Tomas Devoto 

Este chancho se llama Chachi y me lo regaló mi tía para mi cumpleaños.
Él siempre dormía conmigo y la pasábamos genial.
Bueno hasta acá fue mi historia, chau.
Uma - 6 B - Tomás Devoto.